Zoom on...

Rabat, una ciudad verde por encima de la ratio de la OMS

Si la ratio de espacios verdes por habitante preconizada por la OMS es de 10m2 / habitante, en Rabat esta media supera los 20 m2 por habitante, declara con orgullo el secretario general del ayuntamiento de la ciudad, Abdelfttah Skir.

Con el fin de aumentar el potencial de la ciudad, la administración del vilayato y el ayuntamiento de la Ciudad de Rabat invirtieron en el embellecimiento y la humanización del medio urbano, reordenando y multiplicando las zonas verdes.

Rabat


Numerosos jardines, parques y espacios verdes han sido creados y acondicionados de modo que los ciudadanos y visitantes, solos o en familia, pueden descansar en bancos e impregnarse de la naturaleza, dejarse mecer por el canto de las fuentes, o observar a los niños divertirse con total seguridad en las áreas lúdicas. El jardín El Majd (rotonda El Kamra), El Kifah (avenida El Kifah), Nouzhat Hassan (Bab El Bouiba-7ha), Ibno Rochd (ex- Madinat Al Irfane), Hassan (cerca del Mausoleo V) Ibn Toumert (a lo largo de las murallas desde Bab Rouah hasta Bab El Had) y el Jardín de ensayos botánicos (Agdal) son bellos ejemplos.

Pero eso no es todo. El arquitecto-paisajista El Bennaoui, coordinador de las zonas verdes del vilayato de Rabat, anunció que otro gran jardín de más de 15 hectáreas, entre el hospital Avicennes y la Mezquita Lalla Soukaina, pronto será abierto al público. Este nuevo jardín tendrá carriles para ciclistas, pistas para practicar footing y jogging, terrenos para los aficionados a los bolos, senderos de excursionismo, etc.

El cinturón verde, una protección contra la amenaza del cemento
Rabat

Sin embargo, la tentación de una urbanización desenfrenada amenaza la capital del reino, que corre el peligro de perder esta riqueza. Según Yassine El Jilani, investigador de Economía de los territorios en la Universidad Mohamed V Agdal, el cinturón verde, que se extiende sobre más de 1063 hectáreas y comprende los espacios verdes que rodean la ciudad, " no está a salvo de una posible urbanización".

Según el Sr. El Jilani, autor de un estudio sobre la preservación y la valoración del cinturón verde de Rabat- Temara, la presión urbana sobre este territorio aumenta debido al crecimiento de la población de la región y a la extensión del perímetro urbano derivada.
El cambio de afectación de la zona es la única alternativa de la que dispone Rabat si quiere poder satisfacer las necesidades futuras en términos de vivienda y de equipamiento público, preconiza el Sr El Jilani.
En cuanto a Témara, si el índice de incremento anual de 5.4 c se mantiene, su crecimiento se hará inevitablemente a costa de los espacios naturales, explica el mismo.
Mantener el equilibrio entre la progresión del cemento y la organización y la protección de los espacios verdes es una necesidad básica, si se quieren preservar los pulmones de la ciudad, salvaguardar la diversidad biológica, luchar contra el calentamiento climático, reducir la polución y proporcionar a la población un medio ambiente sano en el que vivir.
Como verdaderos pulmones de las poblaciones urbanas, las zonas verdes también constituyen un soporte de la diversidad biológica y participan en la lucha contra el calentamiento climático, la reducción de la polución atmosférica y la protección medioambiental.
Rabat

 

Fuente : www.lematin.ma

mosaic